EL ACOSO MORAL

Publicado: agosto 20, 2015 en SOCIEDAD
Etiquetas:

EL ACOSO MORAL

Por: Amparo Huélamo Gaspar – Investigadora

Se dice por parte de los médicos, psiquiatras, psicólogos y demás especialistas que la patología mental del siglo XXI es el acoso moral. Sospechan que hay casos de ansiedad severa, depresión exógena que son causadas por el hostigamiento psicológico prolongado.

acoso moral

En una de mis, muchas, lecturas encontré un párrafo que me impacto en demasía y quiero plasmar en esta exposición: “En el siglo XXI la esclavitud adopta forma de psicoterror, el acosador moral es el amo”. La remarco porque me ha martilleado y chirriado mucho y no debemos permitir que eso ocurra en esta sociedad.

LA ESCLAVITUD FUE ABOLIDA, DEFINITIVAMENTE, EN ESPAÑA, SIENDO EFECTIVA EN 1870. ¡NO A LA ESCLAVITUD, NO AL ACOSO, NO AL AMO!. Este tipo de acoso es un proceso que genera violencia entre las relaciones personales de pareja, de familia, laboral, escolar, etc., es lo mismo que decir que puede darse en cualquier ámbito social. En el acoso moral la violencia es asimétrica, porque el que infringe la violencia se define a sí mismo como “ser superior” al otro que es quien padece esa violencia, y además no tiene derecho a quejarse, porque el agresor así lo marca. A este tipo de acoso o violencia, también, se le denomina como “violencia castigo”. Con referencia al psicoterror diré que es una tortura psicológica que se va suministrando en pequeñas dosis pero que van paralizando a la víctima del acoso llegando a paralizarla. Es una violencia limpia, indirecta, es decir, no deja huellas físicas y los testigos externos no perciben nada anormal en la relación de pareja o en cualquier otro tipo de trato personal.

La victima permanece silente por ese psicoterror. El fin último de este tipo de acoso moral no es destruir a la victima rápidamente, sino ir sometiéndola poco a poco a su disposición para destruirla. La destrucción debe ser lenta para conseguir un crimen perfecto ya que de ese modo, hacen creer que no es el agresor quien mata, sino que es la propia víctima la que se infringe el daño.Esta violencia en muchas ocasiones aboca al suicidio y ahí es donde reside el triunfo del acosador moral, ya que es su propósito final.

Resulta muy difícil dar una definición clara y contundente a esta violencia pero sí podemos decir, sin lugar a dudas, que se trata de una conducta abusiva consciente, premeditada y alevosa ya que atenta, por su repetición, contra la dignidad o integridad psíquica o física de la víctima. El objetivo de esta manifestación es describir el proceso por el que alguien “cosifica, aliena, ningunea, etc.”., a otr@ hasta destruirl@. Pero sería aconsejable y ejemplar conocer la naturaleza de las partes implicadas en este tipo de procesos desiguales, ya que la debemos considerar la asimetría de los contrincantes: el acosador moral y su víctima.

DATOS DEL AUTOR

Dra. Amparo Huelamo Gaspar

Presidenta en GABINETE CRIMINOLÓGICO – ESPAÑA. Graduada superior en Criminología y Perito Judicial en Criminalística y Presidenta de ACYACO.

REF.-

http://cenic.jimdo.com/sociedad/problemas-sociales/acoso-moral/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s