EL SADISMO

Publicado: octubre 19, 2015 en SOCIEDAD
Etiquetas:

SADISMO

Por: Amparo Huélamo Gaspar – Investigadora

El sadismo es aquella conducta que consiste en producir un daño físico o mental a un ser vivo, sin distinción de género, edad o especie, pero siempre con el fin de obtener un placer sexual.

La acepción “sadismo” proviene del Marqués de Sade, conocido mundialmente por las técnicas que utilizaba de tortura y que infringía a sus víctimas con el solo propósito de su satisfacción sexual.

Sadismo

EL SADISMO

Cuando nos referimos a actos sádicos nos apoyamos en las actividades de dominio del sádico sobre la víctima tales como:

  1. La inmovilización mediante el uso de cadenas, cuerdas, esposas, sogas, etc.
  2. La imposibilidad de ver porque, normalmente, suele vendarle o taparle los ojos.
  3. Azotarle, darle palizas hasta llegar a perder la consciencia. Cuando recupera el conocimiento vuelve a infringir esas actividades para su disfrute nuevamente.
  4. Aplicarle descargas eléctricas.
  5. Violarla con objetos inimaginables.
  6. Querer estrangularla para dejarla sin respiración pero sin llegar a matarla.
  7. También suele utilizar el método de mutilar determinadas zonas, según su antojo en cada momento y circunstancia.

Algunos sádicos han llegado a matar a sus víctimas y además han conseguido grabar sus actos. A estas grabaciones se les conoce con el nombre de “películas snuff” y que son, supuestamente, filmaciones de asesinatos, violaciones, torturas y crímenes reales. Este tipo de películas son filmadas por motivos económicos y detrás de todo este entramado podemos encontrar personajes con un cierto poder adquisitivo, con cierta relevancia en la sociedad y con unos altos rasgos o patrones psicopáticos y sádicos.

El sadismo como ya he mencionado, anteriormente, tiene su punto álgido en la obtención del placer sexual por medio de los instintos agresivos que le caracteriza. Lo razonamos como la parafilia más ligada con la delincuencia sexual.

Los trastornos de la personalidad que caracterizan a los sádicos pueden ser, entre otros, los siguientes:

  1. Puede haber una conexión entre la psicopatía y el asesinato.
  2. Sus relaciones son humillantes y agresivas con otras personas. Estas actitudes de TSP (trastorno sádico de personalidad) ya suelen aparecer en la infancia.
  3. El sádico experimenta excitación sexual cuando ejerce control, dominio, humillación y dolor al ser su objeto de deseo.
  4. Se enojan ante cualquier contratiempo porque les rompe sus esquemas de actuación.
  5. Carecen de autocontrol.
  6. Ejercen el control con una simple y básica mirada hostil y tras esa mirada puede llegar el castigo físico más severo.
  7. Actúan bajo una violencia instrumental con la única finalidad de intimidar y controlar para conseguir su gratificación sexual.
  8. Intentan obtener posiciones sociales de poder para actuar con mayor impunidad y poder conseguir sus objetivos e imponer los castigos por ellos deseados a sus víctimas.
  9. Son personas que en sus relaciones interpersonales resultan agresivos con aquellos que ellos consideran inferiores.
  10. Les caracteriza la ironía. Coaccionan, intimidan y amenazan detrás de esa ironía.
  11. Suelen ser personas muy rígidas e incuestionables o dogmáticos.
  12. Son autoritarios e intolerantes.
  13. Son hipersensibles ante aquello que ellos consideran que es una burla hacia sus personas.
  14. Hacen uso de ámbitos o campos noo demasiado utilizados por el resto de gente normal, tales como el uso de atrocidades, la magia negra, los estupefacientes, etc.
  15. No sienten remordimientos por su conducta.
  16. No conocen la vergüenza ni el sentimiento de culpa.
  17. No empatizan con la víctima.

El sadismo presenta una relación asimétrica con la psicopatía, es decir, que comparten rasgos o patrones muy similares. La diferencia que podemos destacar es que no todos los psicópatas tienen que tener rasgos sádicos.

A título informativo y como reseña citare a algunos personajes sádicos y torturadores conocidos a los largo de la historia criminal.

  • Calígula.- Fue un psicópata y antisocial, un paranoico, envidioso, depredador sexual (incestuoso, promiscuo, bisexual, sádico, exhibicionista, etc).
  • William Cumbajin.- También conocido como el “Asesino de los Matorrales”H. Fue un brutal asesino de mendigas, que ataba a sus víctimas para violarlas, torturarlas, extirparles los genitales y dejarlas abandonadas en parajes apartados.
  • Darya Nikolayevna.- Esta violenta mujer torturó hasta la muerte a más de 130 de las jóvenes sirvientas que trabajaban para ella. Las arrastraba del pelo, las golpeaba y las flagelaba salvajamente.
  • Bob Berdella.- Asesinó a 6 hombres jóvenes entre ellos a su íntimo amigo a quien drogó, ató, violó, torturó y desmembró. Su fin fue espantoso pues murió asfixiado por su propia sangre y el vómito que sufrió ante el dolor que sintió cuando Bob empezó a cortarlo con una sierra eléctrica.

Han sido muchos los autores que han estudiado las características de las personas que sufren TSP. Entre ellas destacare las siguientes:

Son personas muy organizadas y meticulosas en la comisión de sus actos o hechos criminales.

  • Planean cuidadosa y minuciosamente todos los crímenes que pretenden llevar a cabo.
  • Son muy conocedores de las tácticas que utilizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para que no se les pueda detectar fácilmente.
  • Preparan muy detalladamente el equipo de tortura que van a utilizar, así como los lugares y forma en que deshacerse del cuerpo del delito.

–       Utilizan equipos de grabación para filmar el sufrimiento de las víctimas, para posteriormente revivir los momentos más macabros y escabrosos y, de ese modo, perfeccionar sus fantasías después de los asesinatos.

Y para finalizar este artículo cabe formularse una pregunta que aunque no tienen explicación este tipo de comportamientos sádicos si deberíamos planteárnoslo muy seriamente. ¿Qué busca un sádico asesino en sus víctimas? En mi opinión buscan personas que sean vulnerables y pasivas además de introvertidas. Se ganan la confianza de las víctimas gracias a su encanto superficial del que hacen alarde. Persuaden a la víctima a realizar todo tipo de prácticas sexuales y que permitan que se les realicen vídeos. Aíslan a la víctima de la familia y amigos, como si de una secta se tratase, de ese modo, consiguen un mayor aislamiento y si es necesario hacen gala de ser unos auténticos celosos para lograr la posesión total de la víctima. La persona sometida o víctima se encuentra en un estado de indefensión extremo y es incapaz de resistir los abusos físicos y psicológicos del sádico.

DATOS DEL AUTOR

Dra. Amparo Huélamo Gaspar

Presidenta en GABINETE CRIMINOLÓGICO – ESPAÑA.

Graduada superior en Criminología por la Universidad de Valencia-España y Perito Judicial en Criminalística y Presidenta de ACYACO.

REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFÍA

Psicópatas y asesinos múltiples.

Apuntes de la carrera.

www.buenastareas.com/ensayos/El-Sadico-Patron-De-Conducta/2531139.html.

Ricardo Hill: “El sadismo en la vida cotidiana”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s